El candidato del Apruebo Dignidad detalló cuál sería el organismo que definiría qué medios están cumpliendo con la Ley de Medios y cuáles no -y por ende perderían la concesión-.

En el debate de primarias del martes pasado en los estudios de Chilevisión, el candidato del Partido Comunista, Daniel Jadue, propuso una Ley de Medios que consiste en un consejo ciudadano compuesto por todos los poderes del Estado, pero también podría ser electo por la ciudadanía, el cual tendrá como misión supervisar la ley de medios y que se cumpla la pluralidad y el derecho a la información.

En ese sentido, el alcalde de Recoleta afirmó que algunos canales de televisión despidieron a periodistas porque sus opiniones molestaban a los propietarios y que el Gobierno trató de incidir en las pautas. Esto en base al denominado estallido social del 18 de octubre de 2019

En el mismo contexto, consultado sobre el diario El Siglo, dijo: “el diario El Siglo es abiertamente un medio que tiene línea política. Uno podría decir que si el Canal 13 define que va a ser el canal de un candidato particular y dice que va a ser de extrema derecha y que va a representar a los violadores de DD.HH., lo podría hacer, pero eso debiera estar en su definición programática”.

Ante estas declaraciones, la Asociación Nacional de Televisión (ANATEL) que agrupa a los canales de televisión La Red, TV+, Telecanal, Mega, Canal 13, TVN y Chilevisión, emitió un comunicado de prensa mostrándose preocupados por los dichos de Jadue y señalan que “intervenir la línea editorial puede afectar el pluralismo”.

En las ediciones de anoche de los noticiarios de TVN y Canal 13, los conductores leyeron al aire la declaración emitida por el gremio.

Los canales de televisión chilenos agrupados en Anatel, afirmamos nuestro compromiso con la libertad de expresión y opinión, que es un derecho humano fundamental reconocido internacionalmente, y es uno de los sustentos de todo sistema democrático.

Es inherente la libertad de expresión la existencia de medios con diversas orientaciones programáticas, lo que asegura el pluralismo, esto permite que los ciudadanos tengan múltiples alternativas para informarse y formarse una opinión.

Los medios de comunicación que requieren para su funcionamiento el uso de bienes públicos, como son la radio y la televisión, suponen que el estado facilite su creación y operación con total transparencia, y sin discriminaciones arbitrarias o ideológicas. El pluralismo de los medios es una garantía de una sociedad diversa y plural.

La experiencia demuestra que quienes temen al escrutinio público, buscan formas para coartar la libertad de expresión, intervenir la línea editorial de la programación de los medios y afectar el pluralismo.