Según conocedores del tema, la compra del canal que pertenece actualmente a WarnerMedia, derivaría en que la autoridad antimonopolio pueda aprobar la compra sin condiciones.

En abril pasado la compañía norteamericana ViacomCBS anunció la adquisición de la señal Chilevisión, que actualmente está en manos de WarnerMedia. Según detalla en el comunicado enviado por la norteamericana, “El objetivo de poder utilizar el canal como una ventana para exhibir sus contenidos y poder desplegar mayor facilidad en su plataforma digital”.

A dos meses de aquel anuncio, la Fiscalía Nacional de Economía (FNE) abrió una investigación para analizar los posibles riesgos a la competencia. Por lo que la norma vigente, establece que toda operación de compra o fusión que supere cierto umbral de ventas debe ser notificada al organismo antimonopolio para su evaluación.

En una publicación realizada por Pulso de La Tercera, en el escrito señala que de la Fiscalía, el 7 de mayo pasado, las partes solicitaron eximirse de presentar cierta información que debe incluirse a la hora de notificar una operación, lo que fue autorizado por la entidad. Desde ese día, los abogados de ViacomCBS y Chilevisión han estado en contacto con la FNE para ir recopilando los antecedentes, tal como -dice el organismo- lo autoriza el Título IV del Formulario de Notificación Simplificado.

“Que, de acuerdo a lo indicado por los apoderados de las partes, la notificación daría cuenta de una operación de concentración de aquellas contempladas en el artículo 47 letra b) del DL 211, al adquirir ViacomCBS –mediante su filial Viacom– derechos que le permitirían influir decisivamente en la administración de CHV”, subraya el documento de la FNE. Agrega que: “Habiéndose analizado la notificación y la resolución de exención es posible concluir que la notificación está completa (…) Que, en razón de lo anterior, y sin perjuicio de los demás antecedentes que durante la investigación pueda requerir la Fiscalía, corresponde dictar resolución de inicio de investigación”.

Según estable la legislación, la FNE tiene 30 días para dictar su veredicto en la llamada Fase 1. Culminada esta etapa, si la FNE estima que la operación puede reducir sustancialmente la competencia, podrá extender la investigación hasta por un máximo de 90 días adicionales, tras lo cual puede rechazar la transacción; aprobarla tal cual o autorizarla, pero con ciertas mitigaciones.

La compañía norteamericana actualmente posee un portafolio de medios en la cuentan con los canales de cable MTV, Nickelodeon, Comedy Central y Paramount Network. Además de tener dos plataforma vía streaming, como Pluto TV y la reciente Paramount+. En señal abierta es dueña de la televisora argentina Telefe. De ser aprobada la venta. Chilevisión sería la segunda cadena de televisión abierta en Latinoamérica en integrar a este potente holding.