“La operación no sólo no genera riesgos para la libre competencia, sino que produciría un efecto de desconcentración en el mercado” señala el texto.

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) dio luz verde a la venta de Chilevisión por parte de Warner a ViacomCBS.

En un comunicado, la entidad señala la aprobación en Fase 1 y en forma pura y simple la venta del 100% de las acciones de Red de Televisión Chilevisión S.A. (CHV) por parte del Grupo Warner Media a una entidad controlada por Viacom CBS, Inc. (Viacom CBS), tras concluir que la operación no sólo no genera riesgos para la libre competencia, sino que produciría un efecto de desconcentración en el mercado.

En la investigación, que comenzó el 19 de mayo, la FNE analizó los efectos competitivos de la adquisición en todos los mercados relevantes posiblemente afectados por la operación: televisión abierta y de pago, publicidad en televisión y avisaje digital.

La información empleada en la investigación fue obtenida tanto de la notificación como de terceros, mediante oficios y declaraciones prestadas ante esta Fiscalía.

Tras el análisis, la Fiscalía concluyó que la adquisición causaría una desconcentración en el mercado, dado que el Grupo Warner Media también es dueño en Chile de los canales CNN Chile y TNT Sports, y porque la importancia del Grupo Warner Media como proveedor de contenido multimedia es mucho mayor que la de Viacom CBS.

Adicionalmente, la Fiscalía señala que la desconcentración se produciría también porque el Grupo Warner Media tiene una presencia 40 veces mayor en las ventas de publicidad televisiva que Viacom CBS (excluyendo a CHV) y 12 veces superior en avisaje digital.

Debido a lo anterior, la Fiscalía concluyó que tanto los operadores de TV de pago como los avisadores y las agencias de medios se encontrarán en una mejor posición negociadora tras esta operación que si CHV se mantuviera bajo el control del Grupo Warner Media. Lo mismo ocurre para los canales de TV abierta si es que desean negociar la eventual provisión de contenido multimedia.

Al mismo tiempo, la FNE descartó que se produzca un bloqueo de clientes o de insumos desde una perspectiva vertical.

Por último, la FNE también analizó los acuerdos accesorios a la operación, como algunas cláusulas de no contratación de ciertos trabajadores, concluyendo que éstos no son anticompetitivos, debido a que están directamente vinculados a la operación, son necesarios para su materialización y están acotados en el tiempo.