El documental “La memoria infinita” de Maite Alberdi debuta con éxito en Sundance

El quinto trabajo de la premiada y aclamada cineasta chilena forma parte de la sección World Cinema Documentary Competition en el importante festival que se realizará hasta el 29 de enero.



Este fin de semana fue el estreno mundial de “La memoria infinita”, el quinto documental de Maite Alberdi, que debutó en la World Cinema Documentary Competition de Sundance, en el festival internacional fundado por Robert Redford y que se realiza hasta el 29 de enero.

La película acompaña al destacado periodista Augusto Góngora y se adentra en su relación con la ex Ministra y actriz Paulina Urrutia, con la que llevan 25 años juntos. Hace ocho años, al periodista le diagnosticaron la enfermedad de Alzheimer y, desde entonces, su esposa se ha convertido en su cuidadora. Como uno de los comentaristas culturales y presentadores de televisión más destacados de Chile, Augusto no es ajeno a la construcción de un archivo de memoria. Ahora convierte ese trabajo en su propia vida, tratando de aferrarse a su identidad. Día a día, la pareja se enfrenta a este desafío de frente, adaptándose a las perturbaciones provocadas por la agobiante enfermedad y confiando en que el tierno afecto y el sentido del humor compartido entre ellos permanece intacto.

La directora nominada al Oscar, Maite Alberdi (“El Agente Topo”, 2020) regresa así al festival con “La memoria infinita” que consolida con elegancia el lugar de Alberdi como una de las cineastas más relevantes de la actualidad.

Un éxito en la prensa mundial y el público internacional

MARKET CHILE

El debut mundial se vivió entre largos aplausos y una ovación sostenida en una sala que estaba desde hace semanas agotada. “Es una película donde todos se emocionan, yo también, y estoy muy orgullosa de que esta historia sea universal, me encanta ver como el cine no tiene nacionalidad y esta película viene a corroborar eso para mí”, indica desde Sundance, la directora Maite Alberdi.

Una emocionada Paulina Urrutia, revela que fue idea de su esposo acceder a realizar esta película y que ella “sería un pivote, un medio a través del cual Augusto pudiera relatar quién es y quién ha sido”, señala. “El mayor acto de consecuencia de Augusto fue querer hacer este documental porque su vida fue siempre registrar y documentar”, comenta Urrutia, quien junto a los hijos del periodista decidieron alinearse con este propósito y apoyar la realización de esta película.

Por su parte, la crítica mundial alabó ampliamente la cinta, destacando la marca de Alberdi y situándola como una de las favoritas del festival.