“Mensajes Privados”, la nueva película de Matías Bize, tendrá su estreno mundial en el Festival de Málaga



En el primer día del encierro pandémico, el cineasta chileno Matías Bize tuvo una idea: dirigir una película que pudiera contrastar las sensaciones sombrías que el mundo estaba viviendo. Así nació “Mensajes Privados”, largometraje filmado a distancia, y con un elenco internacional, que tendrá su gran debut en el Festival de Cine de Málaga. Este se llevará a cabo en la ciudad española entre el 18 y el 27 de marzo.

“Ser parte de la Selección Oficial del Festival de Cine de Málaga es un empuje muy grande para la película, ya que es un certamen de mucho prestigio e impacto para todo el mercado iberoamericano”, celebra Bize. “Es una muy buena manera de arrancar el circuito internacional de la película y seguro tendrá un gran recorrido mundial a partir de Málaga”.

Relatos desde la intimidad

Matías Bize, quien ganó el Goya por “La Vida de los Peces” en el año 2011, regresa al cine después de “En tu Piel” (2018) con una película original, intimista y conmovedora que tiene a Blanca Lewin, Nicolás Poblete, Antonia Zegers, Néstor Cantillana, Vicenta Ndongo, Alex Brendemühl y Verónica Intile ofreciendo relatos sentidos y personales directo a la cámara, desde sus hogares. (Me llamo) Sebastián, por su parte, musicaliza un film/confesionario que tiene la carga emocional habitual en las películas del director.

“Son relatos desde la intimidad de un espacio privado lanzados a la pantalla”, destaca el cineasta. “Cómo somos como madres, como padres o como hijos. Historias de dolor, de esperanza, de amor, o de enfrentar aquello que nunca fue enfrentado. Testimonios inquietantes, pero también llenos de humanidad. Apuntes visuales que conforman una película sobre nuestro ser y lo que decimos cuando todas las certezas se derrumban”.

FIlmar con amigos

BF DISTRIBUTION

“Cuando llegó la pandemia, pensé: quiero dar vuelta esta situación, quiero sacar algo bueno de todo esto malo que está pasando”,  cuenta Bize. “Llamé a algunos actores amigos y les propuse hacer una película sin saber cómo iba a terminar, ni hacia donde iba a ir. Era una invitación muy abierta, a mirarse hacia adentro y a pensar de qué queríamos hablar. A algunos yo les propuse una historia, les pasé un texto o una idea de lo que quería que fuese su historia y a otros les di total libertad”.

El director, quien también ha realizado películas aclamadas como “En la Cama”, “Lo Bueno de Llorar” y “La Memoria del Agua”, considera que “la película nos interroga sobre nuestro propio mundo privado, sobre nuestros propios secretos, nuestros propios dolores y sobre aquello que hemos callado y ocultado a veces por años. A través de distintos relatos la película nos lleva por un viaje emocionante y doloroso, en donde la muerte está siempre muy cerca”.

En los créditos finales de la película, se reconoce como directores de fotografía a cada uno de los actores, ya que se tuvieron que grabar usando sus propios celulares. “Esta película se rodó en el momento más duro de la pandemia, cuando estábamos todos encerrados y no salíamos ni a la esquina”, resalta Bize. “Cada actor grababa en su casa, con su propio teléfono y vía internet me enviaban el material”.

Así, Bize logró una película original y novedosa en la que la frontera entre ficción y documental es difusa. “Es completamente distinta a lo que había hecho antes”, reconoce el director. “Son todas historias reales, algunas son interpretadas por los actores y otras son las propias vivencias de los actores. Es una película que dialoga con el documental y que está totalmente despojada de elementos accesorios, son personas compartiéndonos sus relatos más íntimos y privados lanzados directamente a cámara, desde la privacidad y la soledad de sus espacios a algo tan público como una pantalla del cine”.