Radio Cooperativa denunció a dos emisoras piratas que interferían su señal en la Región de Valparaíso

En la actualidad existen cerca de 45 estaciones que funcionan de manera clandestina y sin autorización respectiva de la autoridad para operar.



En la noche de este lunes, Radio Cooperativa anunció a través de su sitio web que se querelló contra dos emisoras que funcionaba de forma irregular en dos ciudades de la Quinta Región, “Radio Orión” de Viña del Mar, y “Radio Júpiter” de Valparaíso. Ambas emisoras transmitían de forma pirata y que interferían con la emisión de Cooperativa, emisora regularizada para operar el dial 88.1 FM.

“Hay dos tipos legales en la ley y, en el caso de Radio Cooperativa, se dan los dos: por un lado, está el delito de operar una radio sin la autorización de la autoridad; pero, además, cuando esa transmisión ilegal interfiere con otras radioemisoras que sí están autorizadas por ley y por decreto de concesión respecto se produce otro delito, que también en este caso lo imputamos”, explicó el abogado querellante Cedric Bragado, que representa el caso de la emisora en su sitio web.

En el mismo contexto, el presidente de la Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI), Eduardo Martínez, indicó a la mencionada emisora que estas radios piratas, anteriormente solían ser con tintes religiosos o políticos, pero en la actualidad son “comerciales, con venta de publicidad”, lo que hacen que sea un “negocio muy lucrativo y peligroso”.

En los últimos años ha habido un aumento de las emisoras piratas a nivel nacional, y que en su mayoría se concentra en las regiones Metropolitana y Valparaíso, ya que existen cerca de 45 estaciones que funcionan de manera clandestina y sin autorización respectiva de la autoridad para operar. Algunas emisoras se encuentran autorizadas por la SUBTEL para transmitir como emisora comunitaria, lo cual se encuentran municipalidades, organizaciones sociales y junta de vecinos.

Desde el Gobierno, el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz, se comprometió a fortalecer el rol fiscalizador e indicó que se buscará una “modificación normativa que haga más efectivos los procesos judiciales ante transmisiones sin autorización, dejando de lado las penas de cárcel y apuntando a una “aplicación de multas y apremios”.